top of page

“Como Nikkei, estoy orgulloso de tener sangre japonesa” Prof. VictorTsutsumi CINVESTAV

En esta oportunidad, entrevistamos al Prof. Victor Katsutoshi Tsutsumi del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV-IPN). El profesor Tsutsumi es mexicano de nacimiento y pertenece a la segunda generación de origen japonés (Nisei-Nikkei). Ha colaborado en diversas actividades académicas participando activamente en la construcción de un puente de relaciones científicas entre Japón y México. Le solicitamos al Sr. Tsutsumi que nos platicara sobre algunos aspectos de su vida y sobre sus opiniones sobre el futuro de la educación en México.

 

<目次>

 

Visita el lugar de nacimiento de mis padres y conocer mis raíces.



―Por favor, cuéntenos sobre sus antecedentes como maestro.


Prof. Tsutsumi: Nací en Mexicali, Baja California, México, como mexicano-japonés de la segunda generación. Soy el quinto hijo de un total de diez, todos nacidos en México de padre y madre, originarios de Japón. La ciudad de Mexicali, capital del Estado de Baja California, México es famosa por la gran cantidad de inmigrantes de origen chino, e incluso la ciudad de Mexicali es famosa por tener muchos restaurantes que sirven rica comida china.

Mi padre y mi madre nacieron en la ciudad de Yanagawa, prefectura de Fukuoka, Kyushu, Japón. Mi padre Jukichi Tsutsumi llegó a México en 1925 y mi madre Teruko Fujiyoshi en 1927. Cuando visité Japón por primera vez, a principios de los años 70 del siglo pasado, por una invitación de participar en un congreso médico en la ciudad de Fukuoka (Hakata), aproveché la ocasión para ir a la ciudad de Yanagawa, pues tenía un gran deseo de conocer la ciudad natal de mis padres.


Esta visita realmente me conmovió profundamente y pensé: "Esta es la ciudad natal de mis padres, donde nacieron, se criaron, y pasaron gran parte de su juventud, para emigrar a un país tan lejano y desconocido que era México en esos tiempos”. En esa ocasión tuve también la oportunidad de conocer a varios tíos, tías y múltiples primos, tanto paternos (Tsutsumis) como maternos (Fujiyoshis).


Mi esposa la Dra. Midori Hara, también es mexicana de origen japonés de la segunda generación, nacida en la Ciudad de México. Su padre el Dr. Tsugio Hara fue originario de la prefectura de Nagano, Japón y la madre Sra. Shizuko Takane (nacida en Sonora, México), se crio desde muy pequeña edad en la provincia de Yamanashi en Japón.


México ha recibido muchos inmigrantes, tanto de la prefectura de Fukuoka como de Nagano, y otras provincias (kens) de Japón, como Yamaguchi, Kumamoto, Wakayama, , Hiroshima, etc. Actualmente muchos “kenjinkais” en México (sociedades formadas por inmigrantes directos o sus descendientes, de provincias específicas de Japón). Una de las primeras sociedades fundadas tiene más de 70 años y fue “Fukuoka kenjinkai” en la que participó activamente desde sus inicios el Sr. Jukichi Tsutsumi, junto con varios japoneses originarios del mismo ken.


Actualmente, mi participación en las actividades sociales y culturales de los diversos kenjinkais es escasa, debido a mis compromisos académicos de trabajo. Sin embargo, tanto mis hijos y nietos de tercera y cuarta generación (sanseis, yonseis) participan activamente en las diversas reuniones, actividades culturales y festejos de los kenjinkais, incluso en actividades de la Asociación Japonesa de México que se realizan en la sede de la Asociación (Kaikan). Actualmente, los Nikkeis jóvenes son los que participan activamente en las diferentes actividades de los Kenjinkais y se espera que esta tercera, cuarta e incluso la quinta generación de Nikkeis desempeñen un papel central en los futuros retos, supervivencia y progresos de la comunidad Nikkei en México, con el fin de conservar la cultura, tradiciones, interacciones científicas y económicas con Japón. Formación académica.


Me gradué como Médico Cirujano en la Facultad de Medicina de la UNAM en 1965. Posteriormente tuve un entrenamiento en investigación biomédica como Asistente en Investigación (Research Fellow) en el Departamento de Patología de la Universidad de Queen’s en la ciudad de Kingston en Ontario. Canadá de1968 a 1970. Al regreso a México realicé mi entrenamiento en la especialidad Anatomía Patológica en el Registro Nacional de Anatomía Patológica de Secretaría de Salud de México de 1973 a 1976.


En este período realicé un entrenamiento en microscopia electrónica de alto voltaje en el Instituto Nacional de Ciencias Fisiológicas con sede en Nagoya y dependiente de la Universidad de Tokyo, bajo la supervisión del Prof. Kiyoshi Hama (agosto 1974). Obtuve el grado de Maestría en Ciencias en 1987 y de Doctorado en Ciencias en 1992 en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional de México. Realicé una estancia sabática en el Departamento de Medicina Interna en la Universidad Médica de Kurume en Fukuoka, Japón de 2007 a 2008.


Foto de familia de Tsutsumi


México debería invertir más en educación


―¿Qué opina del reciente apoyo a la educación en México, señor Tsutsumi? Además, ¿qué estás buscando?


Prof. Tsutsumi: Desde que era estudiante de Medicina en la UNAM me interesó la docencia y la investigación, por lo que inicialmente impartí clases de histología y patología básica a nivel de licenciatura, tanto en la UNAM como en el Instituto Politécnico Nacional. Al mismo tiempo me inicié en la investigación biomédica. Tomando como instrumento básico la utilización del microscopio electrónico inicié estudios sobre el páncreas y el hígado, y algunos de sus padecimientos, tales como la diabetes, cirrosis y cáncer del hígado.


Al integrarme al CINVESTAV por invitación del Prof. Adolfo Martínez Palomo, inicié en la investigación sobre diferentes aspectos de la parasitología, en especial en las amibas productoras de diarrea (amibiasis) infección muy común en México y en países en desarrollo. En el laboratorio utilizamos animales de experimentación como el hámster, ratas y ratones, para reproducir y analizar el daño que se producen en los intestinos y en el hígado.

Por mi gran interés en enfermedades del hígado, tuve la oportunidad de conectarmee iniciar colaboración científica con uno de los grupos japoneses reconocidos internacionalmente que realizan investigación sobre enfermedades del hígado, especialmente la cirrosis y el cáncer de hígado. Esto es en la Universidad Médica de Kurume Japón, inicialmente con el Profesor Kyuichi Tanikawa, a quien le siguieron los Profs. Michio Sata y Takuji Torimura, excelentes investigadores con quienes tuve oportunidad de interaccionar tanto académica, cultural y socialmente.


Igualmente, asociados con otros Drs. T. Ueno, T. Nakamura, Sakisaka, etc. tuve la oportunidad de invitarlos a impartir conferencias en diferentes Centros o Institutos de México. Además de que dicha colaboración nos ha permitido la publicación de varios artículos en revistas internacionales de prestigio.


―¿Qué opina del reciente apoyo a la educación en México, señor Tsutsumi?


Profesor Tsutsumi: Antes que nada, se debe de tomar en cuenta que los sistemas educativos de México y Japón no son los mismos. Se puede decir que México no cuenta con suficiente apoyo financiero para la investigación, ya que este apoyo no llega al 1% del PIB (Producto Interno Bruto) como se había prometido desde varias décadas por los gobiernos federales. Es urgente que el gobierno mexicano realice reformas educativas con actualización de programas, que incluyen además la formación, actualización y entrenamiento de personal educativo en todos los niveles, tanto desde la primarias, educación media y superior hasta los posgrados.


En relación con los apoyos para la educación superior y la investigación, los recursos son cada vez más escasos, con muchas restricciones para obtener financiamientos que han conducido al llamado “fuga de cerebros” por lo que investigadores jóvenes y talentosos prefieren emigrar a otros países, como a los Estados Unidos, Canadá, y Europa. Necesitamos mayores perspectivas económicas por parte del gobierno mexicano, además de que apoyos en la investigación a nivel privado prácticamente no existen en México. En la actualidad son pocas las investigaciones que se realizan con apoyos financieros extranjeros, como por ejemplo de Estados Unidos, que permitirían estudios que requieren un financiamiento muy alto, alta tecnología y resultados con frecuencia de mayor trascendencia.


Siento que Japón tiene un mejor ambiente para los investigadores en términos de asistencia gubernamental. Durante el año sabático que realicé en la Universidad de Kurume quedé ampliamente impresionado por el ambiente de trabajo, la calidez y la atención de todo el personal, pero sobre todo la existencia y acceso a recursos materiales, reactivos y la utilización de equipos en forma eficiente, resaltando la importancia del apoyo a la investigación. La oportunidad y facilidad que tienen las generaciones más jóvenes en Japón para progresar estudiando en un entorno de investigación tan bien desarrollado es definitivamente envidiable.


Dr. Tsutsumi en la Universidad Kurume en 1997


Orgulloso de tener sangre japonesa


―Como Nikkei, ¿qué tipo de impresión crees que tienen los mexicanos de los Nikkei y los japoneses? Además, como Nikkei, cuéntenos de qué se siente orgulloso.


Prof. Tsutsumi: Creo que la impresión que tienen los mexicanos de los Nikkeis es excelente. Aunque fenotípicamente (rasgos físicos) somos orientales, tenemos conductas tanto de mexicano (occidental) como japonés (oriental). Curiosamente creo, quizás por influencia de nuestros padres Isseis, realizamos algunas costumbres o celebraciones de origen puramente japonés que en el mismo Japón se practican poco, por ejemplo, cantar el himno japonés (kimigayo) con frecuencia en cualquier celebración, cantar o bailar (ondos) en las comidas, hacer eventos similares a “kohaku utagasen”, etc. Mi impresión como nikkei de los japoneses (de Japón) originarios es probablemente diferente a la de los mexicanos, creo en parte por la mezcla de costumbres que tenemos.


Por supuesto, la imagen de Japón en general es muy buena. Creo que de las cosas que hemos heredado son la honradez, ser educado y disciplinado. Personalmente estoy orgulloso de tener sangre japonesa en mis venas.



Aunque mi padre nos enseñó a hablar japonés (coloquial) dentro de la casa, fuera siempre hablamos en español. Durante mis estancias en Japón, la Universidad básicamente era en inglés, y japonés deficiente, pero amablemente apoyados por los doctores japoneses. Con mis familiares hablaba con el poco japonés, y con acento “ben” Kyushu ben.


Aunque durante y después de la Segunda Guerra Mundial, Japón tuvo una etapa muy mala, de escasez y pobreza, todos sabemos del extraordinario resurgimiento y crecimiento económico del país. Mucha de la información que tenemos de Japón la captamos por la televisión, donde observamos los grandes adelantos científicos y tecnológicos de punta.


Personalmente, me gusta NHK World y lo veo a menudo, ya que presenta interesantes documentales, de la historia, de la cultura gastronómica japonesa, la última tecnología, de la investigación, etc. de una manera fácil de entender para los extranjeros. Lo que me sorprendió descubrir que el tonkotsu ramen japonés y el miso ramen presentados en NHK World eran algo diferentes de los que comemos en México, pero creo igualmente deliciosos. Espero que la gente en México también pueda disfrutar del auténtico tonkotsu ramen y miso ramen en alguna oportunidad.


También aprendí de mi padre que disfruto las canciones “enka”. Me gusta especialmente Hibari Misora de las antiguas cantantes ​​y más recientemente Junko Ishihara. También me encanta el karaoke, aunque en México hay pocos lugares, últimamente he ido poco. Creo que el “enka” japonés muestra la forma japonesa de mostrar las emociones y la pasión del pueblo japonés como parte de la cultura japonesa. Parece que las oportunidades de disfrutar y estar en contacto con el enka han disminuido significativamente en estos últimos años, pero espero sin embargo que no desaparezca y se siga transmitiendo a las próximas generaciones.


Aprende idiomas y amplía tus horizontes



―Por favor, dale un mensaje a la generación más joven.


Prof. Tsutsumi: Creo que los mexicanos y los Nikkei jóvenes interesados en conocer Japón, tienen actualmente las condiciones necesarias para estar activos, y deben tener en mente que uno de los factores importantes que considerar para obtener el máximo provecho de la cultura y los conocimientos particulares de sus campos de interes es el idioma.


Mis nietos también están estudiando japonés, y considero que deben ser más conscientes de la importancia del idioma. Desde mi experiencia en Japón, puedo decir que los obstáculos para estudiar en una universidad o escuela de posgrado en Japón y obtener una maestría o doctorado son extremadamente altos. Así, aprender japonés para comunicarse en japonés y hacer presentaciones en conferencias académicas y escribir artículos, constituyen por demás, un alto grado de dificultad. Además, en actividades de investigación, lectura y traducción de trabajos en japonés, hacerlo también en inglés constituye un progreso curricular importante. Pueden interesarte varias cosas y ampliar tus horizontes, por lo que me gustaría que las generaciones más jóvenes fueran más conscientes de la importancia de la adquisición del idioma.


Creo que el hecho de que académicos japoneses hayan recibido el Premio Nobel y que estén haciendo grandes contribuciones ha tenido un impacto positivo en los jóvenes investigadores. Quiero que aprendan también tecnología de vanguardia y mientras observan las espaldas de esas personas y extiendan sus alas por todo el mundo.


Al aprender el idioma experimentarán mejor la cultura japonesa. Lo mismo es cierto para los japoneses, que espero sinceramente que cuando vengan a México, aprendas la profundidad de la cultura antigua y moderna de México, así como también domines el español.

 

Nota del editor


El profesor Tsutsumi ha estado realizando actividades de investigación en Japón y ha estado investigando durante muchos años en CINVESTAV. Cuando visité el laboratorio, me sorprendió ver a jóvenes investigadores recibirme con una sonrisa y disfrutar de sus experimentos. Pensé que tal vez la generación más joven seguiría al profesor Tsutsumi por su personalidad y buen ambiente de investigación. Durante la entrevista, sentí que el Sr. Tsutsumi, quien también es descendiente de japoneses, está orgulloso de tener sangre japonesa en él. No solo valoran la buena cultura antigua de Japón, sino que también están interesados ​​en la nueva cultura japonesa, y podría decir que realmente se acercan a Japón y lo valoran.

Pensé que nosotros, como japoneses, deberíamos aprender del orgullo de las personas de ascendencia japonesa que viven en México y que tienen sangre japonesa.

 

執筆者紹介:




温 祥子(Shoko Wen)

MEXITOWN編集長兼CEO。メキシコ在住5年半。MEXITOWN立ち上げて今年で3年目に突入。これからも様々なジャンルの方をインタビューしご紹介していきます!趣味は日本食をいかにメキシコで揃えられる食材で作ることができるか考えること。日本人の方が好きそうな場所を探し回ること。



Comments


MEXITOWNへのお問い合わせはこちらのフォーマットから承ります
(お急ぎの方は右下chatboxでご連絡ください)

送信ありがとうございました

Banner vertical (160x600).jpg
vertical.png

MEXITOWN 

スポンサー様広告

Banner TRENDIVITY - CondeHOuse 4.png
vertical final bold.jpg
縦バナー PDF_page-0001.jpg
final.png
advertise-in-Mexico312x1075.jpg
縦長広告 バナー (1).png
Banner 360x1349 OK.jpg
3.png
bottom of page